La Sauceda, Canatlán, Dgo

 
 
La Sauceda, es un poblado del municipio de Canatlán, fue fundada el 5 de marzo de 1596 por el padre Fray Jerónimo Ramírez de la orden de los jesuitas como Misión de la Sauceda. Es un lugar sorprendente, llamada así por su gran cantidad de sauces (árboles frondosos y grandes) y con interesante historia.

 
Fue considerada la puerta de entrada de la región tepehuana y como punto de partida hacia las misiones de Santiago Papasquiaro y Santa Catarina de Tepehuanes.
 
Cuenta con una hacienda en ruinas que fue administrada por Don Tomás Morales Contreras de 1930 a 1960; después los propietarios decidieron venderla. Actualmente quien la cuida es el señor Ramón Morales Rodríguez, quien comenta que existe un proyecto de rescate.
El templo de San Gerónimo, le da realce al pueblo,  la fiesta patronal la celebran el 30 de septiembre y el primer viernes del mes de marzo organizan la fiesta al Divino Pastor, donde todas las familias se unen para hacer una gran verbena.
La gente de La Sauceda, es muy amable y trabajadora y recuerdan que cuando estaba la hacienda, las familias se dedicaban a la siembra de trigo, maíz, frijol y papa, actualmente también se dedican a la agricultura pero en menos cantidad pues algunas familias decidieron emigrar a Estados Unidos.

 

Para llegar a La Sauceda, son aproximadamente 70 kilómetros de la capital de Durango por la carretera a Parral hasta llegar a la Granja y toman la desviación al municipio de Canatlán.
 
 
Entrada principal al poblado.

 

Parte de la Hacienda y el templo

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *